sábado, 9 de abril de 2016

366 días.

No recuerdo tu olor,
no recuerdo tu voz,
no recuerdo tu risa.

No me había dado cuenta,
hasta ahora.
Hoy supe que no era capaz,
que mi cabeza había olvidado
estas sensaciones.

¿Cómo puede ser?
¿Cómo puedo ser tan idiota,
de olvidarme de ti?

Y entonces recordé,
que para nada te había olvidado,
pues en un cajón,
estaba todo bien guardado.

Recuerdo las charlas,
las broncas, los halagos.
Recuerdo los días importantes,
en los que estabas a mi lado.
Recuerdo el día a día,
el cotidiano.
Recuerdo tu don para la cocina,
recuerdo tus clases maestras,
tus lecciones de vida.
Te recuerdo a ti,
cada día, en el momento más inesperado.

Me creía idiota por borrar mi pasado,
pero en verdad recuerdo cada día,
más cosas de las que había imaginado.

366 días recordándote,
366 días preguntando por qué,
366 días echándote de menos.

366 días desde que no estás en mi vida.

366 días... y aún te recuerdo llorando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada